Caballos

El caballo es una de las criaturas más nobles de la tierra, famosa por su valor, inteligencia y gran resistencia en cualquier circunstancia. Muchas civilizaciones humanas deben su rápLee másida expansión al caballo, ya que este animal fue uno de los primeros en ser domesticado. Su silueta adorna las primeras pinturas rupestres de los pueblos prehistóricos. Estos lienzos celebran las numerosas y variadas contribuciones que los caballos siguen haciendo en nuestras vidas. Son nuestros amigos, nuestros compañeros de deporte y de trabajo, y nos ayudan a interactuar con el entorno de muchas maneras útiles y agradables.

¡Mi reino por un caballo!

Los caballos han sido ayudantes inestimables a lo largo de la historia. Algunas razas han ayudado a arar nuestros campos y a transportar los materiales con los que se construyeron nuestras grandes ciudades, pueblos y barcos. En tiempos difíciles, muchos señores medievales debieron su vida a su caballo. Otros han atravesado las praderas a caballo, antes de la llegada del ferrocarril, para llevar noticias a lugares lejanos en el menor tiempo posible. Estos pacientes animales proporcionaban un transporte seguro a través de terrenos difíciles y una leal compañía durante los largos viajes. Llevaban a los heridos a un lugar seguro y llevaban ayuda a los necesitados. Peregrinos, soldados y mercaderes confiaban en los caballos para que les llevaran a las grandes ciudades del mundo donde podían llevar a cabo sus negocios. En el arte de la Edad Media abundan las pinturas de caballos en guerra, ataviados con elaboradas armaduras, y también en paz, llevando a gentiles doncellas a través de idílicos paisajes forestales. Es una pena que mucha gente de nuestro mundo tecnológico haya olvidado lo esenciales que fueron los caballos para nuestra supervivencia. Hoy en día, es probable que recordemos cómo los reyes y príncipes dirigían sus ejércitos a caballo, y todavía nos fascina ver cómo los vaqueros cuidan su ganado con la ayuda de sus fieles monturas. Los valientes caballeros llegaban sobre sus blancos corceles para rescatar a las doncellas en apuros, mientras que los villanos, en sus negros corceles, merodeaban en la oscuridad, esperando vengar la derrota de su campeón. Nuestros lienzos devuelven a la vida estas antiguas narraciones, celebrando el poder del bien contra el mal, y el espíritu de aventura que se adentra a caballo en la naturaleza y nunca se rinde. Ya sea en poses realistas, extraídas de la naturaleza, o pintadas de forma imaginativa frente a paisajes fantásticos y oníricos extraídos de obras clásicas de ficción, una impresión en lienzo de un caballo nos recordará lo importantes que han sido estas criaturas en nuestra historia e imaginación.

Caballo trabajando y jugando

Por mucho que apreciemos la capacidad de trabajo que tienen los caballos, no debemos olvidar que estas criaturas han estado muy a menudo a nuestro lado también en la búsqueda del placer. La caza, el senderismo, las carreras y los saltos de competición son sólo algunos de los deportes en los que los caballos son protagonistas. Hoy en día, la equitación por placer adopta muchas formas, y cada nueva generación de amantes de los caballos descubre sus propias opciones preferidas. Un lienzo de un potro recién nacido saltando en el verde exuberante de un pasto de verano, por ejemplo, nos recuerda la energía y el potencial de la juventud. Un majestuoso caballo de carro, remolcando un barco del canal, una carroza real o un carruaje de boda, por otro lado, demuestra la fiabilidad y la fuerza de estas admirables bestias cuando nos acompañan en vacaciones y ceremonias. Los caballos pueden ser salvajes, pero también son capaces de aprender la disciplina y el deber, lo que los convierte en candidatos ideales para servir en muchas tareas humanas. Junto con su primo de fábula, el unicornio, el caballo es una criatura de importancia mítica. Los cuentos de hadas y las leyendas nos recuerdan lo mucho que admiramos su lealtad y su poder. Un cuadro de caballos blancos galopando por la orilla con sus crines y colas volando no dejará de aportar un soplo de aire fresco a su salón. ¿O tal vez un lienzo con la cabeza de un caballo esculpido, con sus músculos ondulados y sus ojos brillantes, sea una imagen aún más inspiradora para colgar en su pared? Siempre hay espacio para una pintura gráficamente precisa del movimiento fluido del caballo. Las impresiones en lienzo sobre el tema de los caballos nunca dejarán de captar su imaginación. Puede que en nuestras ciudades no podamos tener nuestro propio caballo, pero un cuadro de aspecto real es lo más parecido. Nuestros cuadros e impresiones reflejan las diferentes formas y tamaños que nos gustan, desde el pequeño poni de Shetland hasta el magnífico caballo de carreras árabe. Castaño intenso, negro, blanco, picazo o dorado bruñido, la variedad de colores que vemos en los caballos nos trae recuerdos de películas e historias que nos encantaban en la infancia. Los caballos siempre han sido una parte muy importante de nuestro trabajo y nuestro juego, y con una obra de arte duradera nos aseguraremos de capturar su increíble espíritu y dejar que nos inspire en nuestra vida diaria.
Información del producto

Envío exprés

Su pedido se envía en 1-4 días (actualmente de 5-8 días) y los gastos de envío son siempre gratuitos. Incluye cola para papel tapiz.

Garantía 100%

Tu satisfacción es lo que más nos importa. Por eso, si no quedas satisfecho con tu compra, tienes 30 días para solicitar un reembolso.