Papel pintado e impresiones personalizadas. Sin gastos de envío. Entrega en 1-2 días.

Habitación infantil

198

motivos

Habitación infantil

El cuarto de los peques es un espacio de juego y creatividad, de descanso y confort. Y, no lo neguemos, ¡supone un desafío decorarlo! Que no cunda el pánico: nosotros te vamos a ayudaLee másr. Un papel pintado, unos cuantos consejos de decoración y un poco de imaginación es todo lo que necesitas en esta aventura. La habitación de los niños es la que requerirá más cambios a lo largo de los años. Tus hijos crecen y cambian de intereses y gustos a toda velocidad. Cada poco tiempo tendrás que modificar el empapelado, comprar una cama más grande y actual y hacerle espacio a los juguetes nuevos. Lo principal es que tengas en cuenta la personalidad y los gustos de tus hijos y que les permitas ayudarte en cada cambio de decoración.

Decora según el espacio

Los niños no siempre tienen una habitación para ellos solos. Muchas veces tendrán que compartirla con sus hermanos. Si éste es el caso de tus hijos, te sugerimos que crees un rincón personal para cada uno dentro de la habitación. Así, cada niño tendrá su parte decorada a su gusto y la podrá llenar con los juguetes y los objetos importantes para él. Empapela los distintos rincones con papeles diferentes. A veces los niños necesitan más espacio que el que les brinda su propia habitación. En ese caso puedes crear un pequeño parque de juegos en medio de la sala de estar o improvisar un rinconcito privado debajo de la escalera. Si tienes un bebé y duerme en el dormitorio matrimonial, añade un papel pintado con motivos infantiles a la pared más cercana a su cuna.

El papel ideal para tus hijos

Cuando los gustos de tus hijos cambian, también tiene que cambiar el papel pintado de su habitación. Pídele a tu hijo que elija un diseño que le guste. Decidid juntos qué paredes vais a empapelar. Si sólo vais a cubrir una, primero tendréis que pintar el resto de un color base. La pared que vas a empapelar deberá ser blanca. Puedes empapelar la pared del escritorio con un motivo que despierte la inspiración y la creatividad de tu hijo. Otra opción es cubrir la pared del respaldo de la cama. La habitación de tus hijos es el lugar perfecto para atreverte con decoraciones atípicas. Por ejemplo, puedes empapelar con colores vivos el armario o el vestidor. Un motivo basado en el libro favorito de tu hijo o un cielo estrellado le darán mucha personalidad al espacio. ¿Tienes un pequeño artista en la familia? Elige un papel a base de contornos de figuras y formas que tu inspirado pintor pueda decorar a su gusto con tizas o acuarelas. Seguro que recordará esta experiencia toda su vida.

La iluminación de la habitación infantil

Puede que a tu hijo le guste dormir con una lámpara encendida. Si es así, asegúrate de colocarle un dimmer para regular la luz durante el cuento de antes de dormir. También puedes añadir varias fuentes de luz, como lámparas de pared o guirnaldas con farolillos. En la habitación de los peques la iluminación es un asunto prioritario. Sus ojos necesitan una buena luz para poder jugar, leer y pintar, sobre todo si el papel que habéis elegido para las paredes es oscuro.

Consejos para decorar la habitación de tus hijos

Un elemento clave en el cuarto infantil es el almacenamiento. Los juguetes, los libros y las manualidades deben tener su espacio correspondiente. Así será más fácil limpiar y mantener el orden. Si hay espacio suficiente, coloca un armario o una cómoda. Luego agudiza tu ingenio: ¿puedes improvisar un escritorio con algún mueble? ¿Caben los juguetes debajo de la cama? Decora las cajas con papel pintado: ya has creado una estrategia de almacenamiento práctica y bonita. Recuerda colocar la cama de forma que tu hijo pueda ver la puerta y el respaldo esté contra la pared. Si tus hijos comparten habitación, puedes elegir entre una litera o dos camas separadas. Todo depende del espacio del que dispongas. Recuerda que tu hijo crece muy rápido, por lo que pronto necesitará una cama más grande. A medida que se haga mayor, también le hará falta un escritorio en el que dibujar y hacer sus deberes. En el futuro incluso podrá tener allí su propio ordenador. Un estor o una cortina brindarán tranquilidad y bienestar a un este espacio destinado también al descanso de tus hijos. Eso sí: recuerda dejar espacio para el juego. Si el lugar lo permite, puedes colocar un columpio para interiores, unas espalderas o una colorida alfombra que tus hijos transformarán en océano o en pista de carreras con su imaginación. Con el paso del tiempo, las espalderas podrán transformarse en perchas para colgar ropa o dibujos; el columpio, por su parte, se convertirá en el espacio preferido de tus hijos para tener largas charlas con sus amigos. Cuando compres accesorios para su habitación, procura que se trate de objetos que puedan acompañar a tus hijos a lo largo de su crecimiento.
Información del producto
Mostrar 198 motivos
Seleccionar:

Envío exprés

Entrega en 1-2 días y sin gastos de envío.

Garantía 100%

Tu satisfacción es lo que más nos importa. Por eso, si no quedas satisfecho con tu compra, tienes 30 días para solicitar un reembolso.