Pósters rosado

Cuando se habla de un color delicado que personifica los rasgos de la dulzura, la belleza, el romanticismo y la ternura, la mayoría de las mentes saltan inmediatamente al rosa. Este pLee másigmento suele asociarse con las flores, los bebés y la dulzura en general. Sin embargo, hay mucho más en este color, como podrá ver en la excelente selección de pósters rosas de Photowall. Hay muchos temas en los pósters de color rosa para que los explore. Como hay tantos tonos diferentes de rosa, será difícil que no encuentre un póster rosa que se adapte a usted y a la habitación que quiere arreglar. Tanto si se trata de un espacio residencial, comercial o de ocio, los carteles rosas elevarán el estado de ánimo y aportarán cierto carisma a su diseño interior.

La influencia de los carteles rosas

A veces se hace referencia al color rosa como el color del amor universal a uno mismo y a los demás, porque representa la amistad, el afecto, la armonía y la accesibilidad. El rosa es el lado dulce del color rojo. Mientras que el rojo despierta la pasión, la agresividad y la acción, grandes cantidades del color rosa pueden crear realmente relajación física y suavidad. En los carteles rosas se ve mucho de esto, pero eso no hace que estos artículos sean menos potentes y visualmente estimulantes. Mientras que el rojo encarna el calor y la pasión en el amor, el rosa habla más del aspecto romántico y encantador del mismo. Los carteles rosas pueden provocar sentimientos de serenidad, relajación y satisfacción, así como neutralizar el desorden o suavizar la frustración. Es una herramienta muy útil y necesaria para tener en tu arsenal óptico, ya que puede difuminar las situaciones estresantes y dar a la habitación un ambiente frío. No puedes enfurecerte si miras un cartel rosa como Swirling Smoke, que es casi como un algodón de azúcar visual, que te ayuda a sentarte y a tomarte un respiro.

Un poco de historia

En la mayor parte del mundo occidental, el color rosa suele asociarse a la feminidad, pero no siempre ha sido así. Hubo una época, entre los años 20 y 40, en la que el rosa se consideraba un color más adecuado para los hombres, ya que está muy relacionado con el rojo, pero sin la agresividad que este último suele provocar. Como se puede ver en algunos motivos de carteles rosas, el rosa recibió un cambio de imagen fucsia durante el movimiento Pop Art de los años 60 y un renacimiento empapado de neón en el apogeo de los 90, antes de establecerse actualmente como el pigmento pálido y de moda de la generación milenial. Se puede ver esta evolución en multitud de carteles rosas, sobre todo en los de películas de años pasados. Ocho y medio puede clasificarse como un cartel rosa que exhibe el mencionado cambio de color fucsia.

Estilismo con carteles rosas

Probablemente, estilizar una habitación entera del suelo al techo en color rosa no encabeza muchas listas de prioridades cuando se trata de diseño de interiores. Por desgracia, es un error común pensar que esto es lo que hay que hacer con el rosa, es decir, o todo o nada. Como verá en la selección de pósteres rosas de Photowall, este pigmento tiene tantas variantes de tonalidades y matices que no hay más remedio que elegir. Como resultado, si quiere un efecto rosa fuerte en su casa, puede elegir mucho de un tono o varios pósters rosas en el espacio que le gustaría transformar. Ten en cuenta que el rosa fuerte o cálido se utiliza para comunicar alegría, mientras que el rosa claro se utiliza para comunicar ternura. Graffiti Shape, por ejemplo, utiliza mucho rosa fuerte, junto con otros colores para equilibrar el peso visual. Por su parte, Watercolor Minimalism XIIII hace el mejor uso del rosa claro, siendo una maravillosa muestra de un póster rosa que no abruma pero que al mismo tiempo puede ser el punto focal ideal de cualquier habitación con su encantador diseño y atractivos colores.
Información del producto

Envío exprés

Entrega en 1–4 días (actualmente de 5 a 8 días) y sin gastos de envío. Incluye cola para papel tapiz.

Garantía 100%

Tu satisfacción es lo que más nos importa. Por eso, si no quedas satisfecho con tu compra, tienes 30 días para solicitar un reembolso.